El informe psicosocial es el documento que recoge la valoración del estado psicológico de la persona implicada en el proceso. Valorará tanto a la persona implicada como los entes relacionados y entorno.

Con este informe se asesorará al juez a la hora de establecer un dictamen sobre el régimen de guarda y custodia más favorable para el afectado. Este documento suele utilizarse para casos de separaciones o divorcios de parejas, en las que no existe un acuerdo común acerca de la custodia compartida.

Suele ser uno de los peritajes más demandados, puesto que también se puede emplear en otras situaciones como:

  • Modificación de medidas
  • Tutela
  • Adopción
  • Acogimiento

El informe psicosocial es un documento independiente que debe prepararse de cara a establecer una evaluación del caso. Es la prueba principal en toda situación, por lo que se deberá prever basándonos en las siguientes instancias:

  • Preparar que es lo que se va a decir.
  • Determinar cómo se va a decir.
  • Brindar un apoyo psicológico y guiar en la preparación.

No existe un método estándar para la realización del informe psicosocial, pero se debe estudiar todo lo que comprende el entorno familiar y las interacciones entre los miembros. Esto permitirá delimitar los casos correspondientes a custodias y hacer aportaciones fundamentadas y comprensibles. Estos informes pueden incluir todo lo relativo a los siguientes temas:

  • Daño sufrido por el menor.
  • Determinar el funcionamiento de la familia.
  • Determinar el funcionamiento y el rol de cada uno de los miembros.
  • Identificar problemas psicológicos.

 

Perito en Informe Psicosocial

El perito psicólogo,  a la hora de redactar el informe psicosocial, realiza entrevistas con la finalidad de obtener toda la información posible:

  • Entrevista conjunta: suele realizarse con todos los miembros de la familiar involucrados en el caso, de manera que será más beneficioso para los niños. Quiénes suelen ser los más afectados en este tipo de situaciones. Con este tipo de entrevista se pretende llegar a un acuerdo entre los progenitores.
  • Entrevista individual: Se analizan las capacidades de los miembros adultos de la familia para el cuidado de hijos menores: atenciones, escuela, cuidados… Aquí al usuario se le deberá facilitar información para que tenga conocimientos sobre la situación. Al entrevistado se le preguntará: razones, ventajas, competencias, capacidades… Todo con la finalidad de obtener la máxima información y conseguir la mejor solución para los entes involucrados. Conocer como es la relación de los padres con los hijos, como los apoyan, el tipo de educación que les brindan será de extrema utilidad para determinar la sentencia final.
  • Entrevista a niños y menores: con la finalidad de obtener información sobre la repercusión que le supone a los más pequeños la separación de sus mayores. De esta forma se identificarán los problemas, el ambiente familiar y las influencias de los padres a los hijos. En este tipo de entrevista, se puede variar el contenido, tanto por la edad del niño, nivel cognitivo y estado emocional. Pues se tratará de que el pequeño se sintió lo más cómodo posible, de forma que manifieste sus aclaraciones de forma detalla y fácil, sin presiones.
  • Entrevistas a terceros implicados: todas aquellas personas que sean significativas para el ambiente de los menores. En esta entrevista se analizará la relación pasada y actual para tener un conocimiento pleno de la situación actual en caso de divorcio o separación.
  • Entrevistas a profesionales: psicólogos, profesores, pedagogos… Todos los profesionales relacionados con la familia.

Una vez realizado el estudio completo del contexto, padres, hijos, profesionales, etc… Se elabora un informe psicosocial que reúna toda la investigación, estudio y resultados obtenidos. Este documento lo elabora el perito profesional experto a fin de determinar como se va a realizar la custodia de los menores y siempre con el objetivo de beneficiar a los niños, puesto que en estos casos son los entes más delicados y perjudicados.

Lo más delicado para el perito y a su vez para la familia, es tomar la decisión acerca de los cambios que se van a producir en la familia y cómo estos van a afectar en su día a día. Otro de los aspectos más tedioso, es que una vez emitido el informe psicosocial, su plazo de aceptación se puede prolongar hasta 2-3 años.

El perito psicosocial apoyará en todo momento al cliente, de forma que en el informe se incluirá todo tipo de aportaciones para su defensa. Además, la figura del perito dará le dará la credibilidad que el informe necesita.

impugnar informe psicosocial

 

La prueba pericial psicológica

Cualquiera de los padres involucrados o el juez puede pedir la prueba pericial psicológica. Esta prueba consiste en que profesionales en psicología y trabajadores sociales examinen a los padres en contienda y a sus hijos y emitan un dictamen final en el que recomiendan la custodia en exclusiva a uno de los progenitores.

En esta prueba se detallará el régimen de visitas del otro, se establezca la custodia compartida, o se les quite a los dos para quedar el niño al cuidado de una institución. 

La prueba pericial psicológica es la prueba principal que determina todo procedimiento contencioso de la familia. Es una prueba de difícil acceso por parte de los profesionales, sobre todo para los abogados.

De forma general, la prueba suele ser establecida por el juzgado. Una vez que se determina la prueba psicosocial, se comunica a los abogados el día que se va a emplear.

Esta prueba pericial psicológica ayudará en el informe pericial para la toma de decisiones de los entes involucrados, de forma que resuelva la custodia de los padres y los diferentes grados que le corresponden.

Fundamentará un dictamen que le proporcionará la juez los hechos para establecer un dictamen. Pues la prueba valorará los hechos o circunstancias relevantes para tener certeza sobre los mismos.

¿En qué ciudad contratar un perito en informe psicosocial para redactar un informe?

 

Madrid

En la ciudad de Madrid disponemos de los mejores peritos psicólogos para la redacción de informes psicosociales que permitan examinar la situación en Madrid. Pues Madrid, como capital de España, dispone de más de 6.600.000 habitantes a las que brindamos nuestros servicios de peritación por los mejores expertos.

El tiempo de la realización del informe pericial dependerá del tiempo que considere que va a llevarle al perito responsable del caso. La redacción del informe, comienza después de la contratación del perito responsable. A partir de este momento, el experto dispondrá de un intervalo de tiempo de 4 días para determinar la finalidad y la forma de cómo elaborar el informe. Posteriormente el perito, procederá a contactar con el cliente después de 15 días firmado su contrato, con el fin de presentar el informe con la muestra de los resultados.

Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más importantes de España, junto con Madrid en la que reside una cantidad de población considerable y con gran peso en la actual Barcelona.

Gabinete Pericial pone a disposición de todos los ciudadanos de Barcelona, los mejores peritos psicólogos expertos en informes psicosociales, para atender a más de las 620.000 empresas activas en Barcelona.

 

El precio de un informe psicosocial

El informe psicosocial será el documento que se encargue de la evaluación del caso y en el que se expongan las conclusiones obtenidas. Para poder presentar este documente ante el juez deberá estar correctamente efectuado y dependiendo de los requerimientos del demandante variará su precio:

  • Un completo estudio junto con la consecuente valoración del informe tendrá un coste entre 140 € hasta 180 € más IVA.
  • El desarrollo del informe médico puede suponer un coste entre 350 € a 500 € más IVA.
  • El informe suele venir acompañado de una ratificación del mismo para poder presentar ante el juez. En caso de ser ratificado tiene un coste aproximado desde 250€ hasta 400€ más IVA.

Aunque, se debe destacar, que el coste informe variará si se tienen en cuenta las pruebas exigidas por el solicitante, el número de personas que intervienen y que evalúan el caso, así como, la dificultad del mismo.