El valor catastral es una cantidad que la administración fija para cada inmueble, a partir de unos parámetros incluidos en la descripción catastral:

  • La ubicación del inmueble
  • La superficie total de la vivienda
  • El uso o destino
  • El tipo de construcción y su calidad
  • Una representación gráfica
  • La información del propietario
  • La referencia catastral y el valor catastral

El valor catastral de una inmueble dependerá de diversos aspectos. Todos los inmuebles tienen un valor que se realiza a nivel municipal y a. través de valoraciones colectivas se llevan a cabo proceso de actualización catastral que determinar este importante dato inmobiliario.

Normalmente los parámetros fundamentales son:

  • La localización de la finca
  • Las circunstancias urbanísticas
  • La explotación del terreno
  • La productividad de la zona
  • Los costes de construcción
  • Los honorarios profesionales
  • La calidad y antigüedad de la edificación
  • El carácter histórico o patrimonial
  • Los gastos de producción y beneficios de la actividad empresarial
  • El valor de mercado
  • El valor del suelo

Estos procesos pueden hacer que dicho valor aumente o disminuya en función de la puntuación obtenida. Pero en ningún caso el valor administrativo que se le otorgue a un inmueble podrá superar el valor de mercado.