Inicio>Defensor del paciente
defensor del paciente

Defensor del Paciente

Otra de las figuras que contemplamos en nuestro trabajo cotidiano es de la del “Defensor del Paciente”. Ya que en temas de salud toda persona debe ver cubiertas sus necesidades legales al ser víctima de una negligencia médica. Así lo entendemos en nuestra empresa por encima de todo. Nadie debe sentirse sin un correcto y profesional apoyo en temas de salud, por ello el defensor del paciente no deja de ser una figura clave en nuestro organigrama.

En GPI contamos con más de 25 años de experiencia defendiendo con éxito los intereses de todos nuestros clientes en el ámbito de las peritaciones judiciales.


602 019 052

defensor del paciente

Rellene el siguiente formulario
y le llamamos GRATUITAMENTE






    He leído la política de privacidad y cookies

    defensor del paciente
    defensor del paciente

      He leído la política de privacidad y cookies

      En GPI contamos con más de 25 años de experiencia defendiendo con éxito los intereses de todos nuestros clientes en el ambito de las peritaciones judiciales.

      defensor del paciente Madrid

      El defensor del paciente velará para que en todo momento el paciente no se sienta indefenso ante la complicada burocracia que supone hacer justicia sobre una negligencia médica. De ahí que la preparación, profesionalidad y buen hacer del defensor del paciente no sólo es un mero enlace entre paciente y la justicia. También todo un apoyo en situaciones de clara indefensión frente a cirugías y tratamientos erróneos y que han producido una clara desmejora en su calidad de vida.

      La figura de defensor del paciente pondrá en contacto al paciente hospitalizado tras una operación quirúrgica con aquellos profesionales médicos y peritos judiciales, no sólo para estudiar la manera de como afrontar una demanda a los responsables de una negligencia. También obtendrá la información necesaria en aquellos casos que se haya dispensado una medicación incorrecta, una dosis mayor o menor de la misma, o no se hayan tenido en cuenta efectos secundarios que impidan una pronta mejoría. También elaborarán un meticuloso estudio para conocer el historial médico de cada paciente, y aquello que no se ha tenido en cuenta a la hora de una intervención o tratamiento.

      Funciones del defensor del paciente

      El defensor del paciente velará también por los derechos de aquellos pacientes frente una negligencia o un incorrecto tratamiento médico. Además, mantendrá informado en todo momento al paciente de sus derechos legales ante cualquier situación médica.

      De esta manera velará por el derecho de toda persona a la intimidad y privacidad de sus datos tanto sanitarios como personales. También preservará su derecho a decidir de manera libre si la cirugía o tratamiento está legalmente formalizada mediante su firma y autorización antes de que se proceda a ambos casos.

      Además, el defensor del paciente preservará el derecho de cada individuo a conocer su historial clínico, que no se le podrá negar bajo ninguna circunstancia. También, y con el apoyo del defensor del pueblo, cada paciente tiene derecho a estar informado al detalle de todo lo referente a diagnósticos sobre su estado de salud, resultados de pruebas clínicas y tratamientos prescritos.

      Y por último el defensor del paciente compartirá toda la información pertinente al derecho de todo paciente a ejercer reclamaciones, quejas, o sugerencias al órgano competente.

      Muchos de estos derechos no son conocidos por la mayoría de la población, acostumbrada a un cierto hermetismo de la propia profesión médica. Sin embargo, la ley contempla de manera fehaciente de todos y cada uno de estos derechos.

      Será ante cualquier duda al respecto de estos derechos cuando el defensor del paciente asesore de manera profesional a cada paciente que no tenga claro la dimensión de sus propios derechos.

      Un papel importante para poder hacer frente a cualquier negligencia o mala praxis médica.

      Prevención médica y defensión del paciente

       Toda prevención es poca para tomar la decisión más correcta o al menor la que más confianza médica de al paciente.

      Cada persona tiene el derecho de pedir tantas opiniones a facultativos como desee. En muchos casos, ponerse en manos de uno u otro es una tarea complicada. La buena fama de muchos médicos, cirujanos o centros médicos puede hacer que los pacientes tomen una decisión apresurada. A veces una negligencia o mala praxis se producen en los centros de mayor renombre, pero a la vez los que menos desean una mala propaganda por demandas por negligencias.

      En estos casos la intervención de la figura del defensor del paciente se hace aún más ardua, concienzuda e implacable junto a la de los peritos médicos.

      Pero el verdadero trabajo del defensor del paciente en estos casos se centra en cuestiones que van desde la ayuda para conseguir una comunicación directa y eficaz del paciente con centros médicos definidos. También el apoyo de la persona con todo lo referente a diagnósticos, pruebas concretas de detección y seguimiento exhaustivo del tratamiento prescrito. Y por último, el seguimiento global de la afección de la que es tratado.

      Todo un conjunto de medidas con las que todo paciente se sentirá, además de protegido en su atención por consultas, pruebas y diagnóstico, como por la constante reafirmación de sus derechos por el defensor del paciente.

      Un apoyo de carácter legal que también podrá ser ampliado por la obtención de ayudas de índole económico que pueda precisar. Evaluando por parte de nuestros profesionales informes realizados por peritos médicos que se pondrán en contacto con las instituciones de carácter social ante posibles negligencias médicas.

      Competencias sociales del defensor del paciente

      En multitud de ocasiones los pacientes que confían en nuestra empresa recurren al defensor del paciente para resolver cualquier duda que les surja antes, durante y después de una intervención o proceso médico.

      Somos su punto de referencia tanto en cuanto ven como el defensor del paciente es una figura viva, ágil y capaz de asesorarle ante cualquier eventualidad que pueda surgir. Ellos no deben preocuparse de nada que no sea su salud, ya que, con el contacto directo con el defensor del paciente, pueden estar tranquilos ante cualquier problema que surja.

      Desde nuestra empresa somos muy conscientes que toda la terminología legal es ardua y en ocasiones complicada para personas que nunca han sufrido una negligencia médica.

      Por ello, la figura del defensor del paciente aporta una seguridad y confianza que harán mucho más llevadera su recuperación sin necesidad de estar pendientes de todo el proceso legal que supone denunciar una negligencia o mala praxis médica.

      El defensor del paciente es su interlocutor válido y único en el que podrán confiar y que siempre estará a su entera disposición para informar, ayudar y mostrar un camino ante la justicia que les hará despreocuparse de cualquier tipo de gestión paralela.

      defensor del paciente en Madrid

      Contacto

      Estamos a su disposición para solventar cualquier duda.
      Rellene este sencillo formulario para contactar con nosotros.
      Estamos a su disposición para encontrar la mejor solución de una manera profesional y eficaz.

        Últimas Noticias de nuestro Blog