Para poder elaborar una correcta tasación inmobiliaria, se deberán conocer los errores más comunes, para así poder evitarlos. A continuación te expondremos alguno de estos errores.

Comprobar la superficie de la Vivienda

La superficie que deberemos comprobar será la superficie útil de la vivienda y deberá hacerse con un aparato de precisión Láser, por ejemplo sobre un plano a escala. En su informe deberá distinguir entre que superficie se describe en las documentaciones oportunas, tanto la registral como la catastral.

Los errores más frecuentes en este ámbito suele ser, por la falta de comprobación de la superficie medida o también puede ser en la interpretación de los tipos de las diferentes superficies.

Comprobación de la dirección

En ocasiones los tasadores pueden encontrarse con que la dirección del inmueble no coincide con la del registro. En estos casos deberá comprobarse la dirección, si coincide se adoptará esta y si no, se deberá reflejar en el informe una advertencia y se deberá modificar. Si no se realiza correctamente esta comprobación puede dar lugar a errores.

Otros errores:

  • Un estudio de mercado mal realizado puede dar lugar a los siguientes errores:
  • Que el inmueble no se encuentre en la misma altura que los testigos.
  • Que la tipología de los inmuebles dispuestos como testigos no sea la misma.
  • No realizar una comprobación de los linderos.

Existen muchos más errores en los que puede caer un perito tasador inexperto, por eso en Gabinete Pericial GPI contamos con los peritos tasadores con mejor experiencia y formación de la zona.

WhatsApp chat