El informe o dictamen pericial será la prueba más importante que se presentará en un proceso judicial.

 

Elaborar una guía para realizar un dictamen o informe pericial, facilitará el conocimiento necesario para una correcta redacción de la investigación y defensa. De forma que no se cometerán errores, ni contradicciones, ni tampoco favorecerá a improvisaciones que suelen provocar resultados inesperados.

Estructurar el contenido correctamente y de forma ordenada, será idóneo para poder hacer un análisis profundo y poder obtener conclusiones claras y seguras.

El informe pericial será el documento que refleje los estudios, análisis y las conclusiones obtenidas por el experto en materia tras haber sometido a una persona, también a una observación detalla.

El objetivo final con este informe o dictamen, es poder extraer la existencia o inexistencia de una relación entre un determinado daño o situación correspondiente.

 

¿Cómo hacer un informe pericial?

Destacar que, el informe y el dictamen se trata de un mismo documento. Sin embargo, existe la diferencia de que el informe es de carácter particular, mientras que el dictamen es de carácter judicial.

El informe pericial deberá ser un documento claro, conciso y preciso. De esta forma, quedará reflejado un argumento sólido y fundamentado.

Para poder elaborar una codificación óptima del informe pericial se debe tener constancia de quién va a ser el destinatario, el perito redactor y fecha de emisión del informe.

 

Composición y estructura del informe pericial

Todo informe, sea de carácter particular o judicial deberá de constar de las siguientes partes:

Encabezamiento

Será el primer epígrafe que contenga lo que posteriormente se verá en el informe pericial. En él se presentará la información que se verá posteriormente en el documento.

Portada

Debe incluir el título y el código de identificación del trabajo. Así como, datos del solicitante del informe, encargo, datos del perito y la fecha en la que se emitió el informe.

Índice o tabla a de contenidos

Se corresponde con la primera parte, en la se exponen los puntos a tratar y se organizan los contenidos correspondientes a las páginas que forman el informe.

A continuación, se deberá también incluir la identificación del perito y su localización.

Objeto y el alcance del análisis pericial

Es la parte en la que se expresará el objetivo a conseguir, así como, el alcance que va a tener la situación.

Consideraciones previas

Son los datos de los que se parte para elaborar el informe.

Este apartado es conveniente que contenga un párrafo manifestando que al emitir el dictamen se ha actuado y, en su caso, se actuará con la mayor objetividad posible, tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes. Conociendo a este respecto las sanciones penales en las que podría incurrir si incumpliera con ese deber como perito.

Hechos observados y cuerpo del informe pericial

Se corresponde con una de las partes más importantes del informe, pues es donde se va a expresar todo lo relativo a la investigación y al estudio realizado.

Se expondrán los hechos de mayor interés y se efectuará un análisis técnico que determine los aspectos técnicos complejos y que recuerde de nuevo la importancia de la prueba pericial.

Siempre se empleará un lenguaje claro y sencillo que pueda ser comprensible por todo el mundo.

Análisis técnico del informe pericial

Es la base y el apartado más importante, pues es donde se analizará situación y se tomarán decisiones.

Conclusiones, fecha y firma y anexos:

Se expondrán las conclusiones obtenidas por el perito tras el análisis efectuado. Deberá expresar todo de forma exacta, sin ambigüedades y sin que pierda credibilidad.

El informe deberá ser firmado por el autor o redactor de los contenidos para dar su consentimiento.

En lo que respecta a los anexos, se deberán incluir todo tipo de fuentes, libros, fotografías… Es decir, documentos que justifiquen la investigación y las conclusiones obtenidas. Es interesante que los anexos incluyan la mejor comprensión del informe y que justifique todas las conclusiones extraídas.

Cualquier informe pericial precisará de este tipo de organización y de meticulosidad, pues será el documento definitivo a presentar ante los jueces y abogados. Y aunque deberá incluir las especificaciones técnicas, también deberá ser totalmente comprensible sin dificultad y prestando la atención que merece.

El informe pericial se corresponderá con el documento elaborado y redactado por el perito judicial especialista en la materia. Y será sin duda, el documento que exprese todas las conclusiones a las que finalmente ha llegado basándonos en una investigación realizada.

La ley exige que el dictamen conste siempre por escrito, de ahí que se requiera el informe pericial correspondiente con el caso a investigar. Pues constará como prueba documental relativa a los hechos.

Aunque previamente se ha definido la estructura que debe tener tal informe, pueden producirse variaciones dependiendo de la situación a investigar.

Además, de que debe ser un documento que tiene que presentarse por escrito, el informe pericial debe ser redactado en un lenguaje claro, conciso y sencillo capaz de que sea entendible y comprensible por todas aquellas personas que no son expertas en la materia sobre la que trata el informe.

Por último, se debe destacar que, tal informe será la prueba documental objetiva,  elaborada de forma imparcial que manifieste la promesa o juramento de que el perito dice la verdad. Si el perito no cumple en su informe los requisitos de imparcialidad u objetividad, puede ser que el proceso se vea interrumpido e incluso que pierda su fuerza como prueba documental.

redactar informe pericial

¿En que ciudad puedo contratar la realización de un informe pericial?

Madrid

Gabinete Pericial GPI pone a disposición de todos los ciudadanos de Madrid sus servicios para la elaboración del informe pericial. Estamos especializados en la tramitación, gestión y elaboración de todo tipo de informes periciales. Nuestro equipo de peritos en Madrid se encargan de la ejecución de peritajes, dictámenes e informes periciales judiciales y de parte en una gran variedad de disciplinas y/o especializaciones.

La elaboración del informe se ejecutará una vez se contrate al perito responsable del caso. Una vez, que el experto realice el informe, después de 15 días firmado su contrato, contactará con el solicitante y le mostrará los resultados.

Barcelona

Nuestro gabinete de peritos judiciales con despacho en Barcelona, nos encargamos, realizamos y ratificamos peritajes judiciales, peritajes de parte, contraperitajes e informes previos.

Ponemos a disposición nuestros servicios en Barcelona, una de las ciudades más importantes de España, en la que residen más de 2.600.000 habitantes.

Nuestros mejores peritos se encargarán de la redacción del informe, ayudarle en su caso y brindarle la mayor ayuda al cliente.

 

El precio de un informe pericial

El precio de un informe pericial puede oscilar entre los 500€ y 800€, aunque el coste puede verse disminuido e incrementado en correspondencia al caso y a los requerimientos y necesidades del cliente.

Se estudiará la documentación de cada caso y se presentará un presupuesto ajustado, sin coste ni compromiso alguno. A continuación, se exponen lo que el demandante suele solicitar y sus correspondientes precios:

  • El estudio junto con la consecuente valoración del informe tendrá un coste entre 140€ hasta 180€ más IVA.
  • El desarrollo del informe pericial puede variar su coste entre 350€ a 500€ más IVA.
  • El informe acompañado de una ratificación del mismo para poder presentar ante el juez tiene un coste aproximado desde 250€ hasta 400€ más IVA.

Estos precios son meramente informativos y aproximados de lo que puede costar un informe. Pues su coste variará dependiendo de las pruebas exigidas por el solicitante, el número de personas que intervienen y que evalúan el caso, así como, la dificultad del mismo.