El término Hipersensibilidad electromagnética o electro hipersensibilidad fue propuesto por primera vez en 1991 por William Rea para identificar la condición clínica de los pacientes que informaron efectos sobre la salud mientras estaban expuestos a un campo electromagnético. Este término se utilizó luego en 1997 en un informe proporcionado por un grupo europeo de expertos a la Comisión Europea para describir clínicamente esta patología inusual, que puede implicar exposición a un campo electromagnético mejor conocido como CEM.

En 2002, en Francia notificaron una intolerancia sintomática similar en usuarios de teléfonos celulares digitales y entre personas que viven cerca de estaciones base de comunicación inalámbrica. En 2004, debido al aparente aumento de este sindrome, la Organización Mundial de la Salud (OMS) organizó un taller científico internacional en Praga para definir y caracterizar este síndrome de hipersensibilidad. Aunque no reconoció que es causado por la exposición a los CEM, el grupo de trabajo de Praga definió claramente el EHS como “un fenómeno en el que las personas experimentan efectos adversos para la salud mientras usa o están cerca de dispositivos que emanan campos eléctricos, magnéticos o electromagnéticos”. En la actualidad la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido este síndrome como una condición de salud adversa.

En España el síndrome de hipersensibilidad fue reconocido por el Juzgado de lo Social número 23 de Madrid en un litigio que se celebro el día 23 de mayo de 2011 declarando la incapacidad permanente y absoluto a una mujer trabajadora que trabaja como Auxiliar de servicios de la Universidad Complutense de Madrid. Gracias a esta sentencia se establece una jurisprudencia sobre este tipo de anomalía. A continuación, te invitamos hasta el final de este post ya que para nosotros es importante que conozcas mas sobre este síndrome que tanto aqueja a las personas que día a día se encuentran expuestas a las ondas electromagnéticas.

¿Qué es el síndrome de electro sensibilidad (SQM)?

Es un padecimiento que a menudo suele presentarse en forma de alergia, surgiendo a la intolerancia del cuerpo al estar expuesto a ondas radioeléctricas ya sea por el uso de teléfonos inalámbricos, estar cerca de antenas de telefonía móvil, WI-FI, entre otros, o andar cerca de antenas radioeléctricos que de por si crean lo que se conoce como contaminación electromagnética. Las personas que padecen este síndrome están obligadas alejarse de los sitios que cuentan con estos elementos ya sea lugares domésticos o laborales.

Numerosos estudios han demostrado efectos biológicos a nivel celular de una persona al estar expuesto por largos periodos de tiempo a los campos electromagnéticos a frecuencias magnéticas y de radiofrecuencia en intensidades extremadamente bajas. Las exposiciones repetidas dan como resultado la sensibilización y la consecuente mejora de la respuesta. Muchos pacientes hipersensibles parecen tener sistemas de desintoxicación deteriorados que se sobrecargan por un estrés oxidativo excesivo. Los campos electromagnéticos pueden inducir cambios en las cascadas de señalización de calcio, activación significativa de procesos de radicales libres y sobreproducción de especies reactivas de oxígeno en células vivas, así como funciones neurológicas y cognitivas alteradas y alteración de la barrera hematoencefálica junto con una enfermedad celíaca.

Los cristales de magnetita absorbidos por la contaminación del aire de combustión podrían tener un papel importante en los efectos cerebrales. Estos efectos en el sistema nervioso autónomo también podrían expresarse como síntomas en el sistema cardiovascular. Otros efectos comunes incluyen efectos sobre la piel, la microvasculatura y los sistemas inmunológico y hematológico. Se concluye que los mecanismos subyacentes a los síntomas electro sensibilidad son biológicamente plausibles y que se producen muchas respuestas fisiológicas orgánicas después de la exposición. Los pacientes pueden tener síntomas neurológicos, neuro hormonales y neuropsiquiátricos después de la exposición como consecuencia del daño neural y respuestas neurales hipersensibilizadas. Deben desarrollarse pruebas de diagnóstico más relevantes para EHS. Los límites de exposición deben reducirse para protegerse contra los efectos biológicos. Se debe reducir la difusión de las redes inalámbricas locales y globales y se deben usar redes cableadas más seguras en lugar de inalámbricas para proteger a los miembros susceptibles del público. Los lugares públicos deben ser accesibles para las personas electro hipersensibles.

¿Qué es la Incapacidad permanente por Sensibilidad Química?

Es un tipo de incapacidad que se mide tomando en cuenta el grado que afecta la enfermedad en un individuo aunado a la aparición de la fatiga crónica o de una fibromialgia incluso también se toma en consideración si la persona que esta padeciendo esta enfermedad presenta un trastorno depresivo en un alto grado.

Factores que se toman en cuenta para determinar la incapacidad permanente por sensibilidad química

A continuación, nombraremos los tipos de incapacidades que afectan el ámbito laboral en una persona que padece de sensibilidad química.

Incapacidad total permanente

Esto ocurre cuando un individuo se encuentra en contacto con algunas sustancias químicas, por lo que esta persona le surgen situaciones y dificultades que no le dejan seguir su labor y por ende su profesión. Por esta razón a un individuo se le puede otorgar la incapacidad permanente total.

Incapacidad permanente absoluta

Esta presente en las personas que padecen de fibromialgia o del síndrome de fatiga crónica, pero en alto grado. Por lo que esta persona no puede realizar su labor con efectividad por su severa afectación consiguiendo con ello la incapacidad permanente absoluta.

Gran invalidez

Esto se ve en personas que su grado de intolerancia es extremo afectando su labor continua. A este tipo de personas se le reconoce su gran invalidez.

¿Cuáles son los grados de discapacidad por sensibilidad química?

Basándonos en lo que reza el articulo 1971/1999 del Real Decreto, no existe un método de valoración estándar para saber el grado de discapacidad en materia de sensibilidad química. Por lo que es necesario apelar a los factores generales ya aceptados. Por ejemplo, el porcentaje del grado 2 de este tipo de discapacidad oscilaría entre el 24% hasta el 59%, en cambio el grado 3 que es mas alto viene dado entre los porcentajes 60% hasta el 75%.

Sin embargo, en caso de presentarse el caso de un individuo que padece de neumonitis por causa de la hipersensibilidad. El método de valoración debe realizarse cuando se elimine la causa que desencadeno la neumonitis en la persona.

¿En qué fecha se concedió la incapacidad absoluta por hipersensibilidad química junto con fibromialgia en España?

Para la fecha del 22 de marzo del 2018, se conoció el primer fallo de un Tribunal a favor de un trabajador que laboraba como maquinista del tren asturiano, que padecía de hipersensibilidad a los productos químicos como a las radiaciones electromagnéticas aunado con aparición de fibromialgia y una fatiga crónica donde se le otorgaba la incapacidad permanente absoluta y la posibilidad de cobrar el 100% de su pensión de manera vitalicia basado en su salario y revocando un fallo anterior que solo le daba el 55% de su pensión. Pero lo importante de este caso es que se crea una jurisprudencia para futuros juicios basados en la sensibilidad de la radiación electromagnética y ambiental.

De acuerdo a los análisis médicos este trabajador llevaba mas de 10 años presentando un cuadro evolutivo de fatiga crónico pasando de grado 2 a grado 3 combinado con fibromialgia de media intensidad pero que también pasaba del grado 2 al 3. Esta persona constantemente padecía de dolores en varias partes del cuerpo, y una perdida súbita de fuerza que no le permitía desarrollar su labor normal, a pesar de contar en apariencia de buena condición física. Igualmente, las evaluaciones indicaron que este maquinista en todos esos 10 años perdió el 60% y mas de su capacidad. Si esto no fuera poco el individuo con frecuencia sufría de la perdida de memoria y concentración. Una vez analizado todos estos elementos por el Juez. Le concedió el fallo y así tener derecho de una pensión del 100% de por vida y devengar 2540.60 € de manera mensual.

Existe en España casi un millón de afectados por este síndrome

Según un estudio hecho por los doctores Joaquín Fernandez Sola y Santiago Nogue, que laboran en el Hospital clínico de Barcelona señalan que en nuestro país existe una población que casi ronda el medio millón de personas que se ven afectados por este síndrome y que fueron plasmadas en su libro. En el que evaluaron factores de nivel general recomendaciones como también los tratamientos a los pacientes. A pesar de ello sigue reinando una incomprensión incluso escepticismo ya que muchos médicos no cuentan con el conocimiento de su existencia.

Aunque ya entes internacionales como el Consejo de Europa y la Organización Mundial de la Salud han otorgado recomendación donde indican que el síndrome de la hipersensibilidad electromagnética es una enfermedad que ataca a la persona con el fin de no realizar sus labores profesionales. Y que se obtiene por la continua exposición de una persona a sitios donde existe radiaciones o elementos tóxicos que se encuentran en el medio ambiente. Con frecuencia estos síntomas surgen por la acumulación de altos niveles de radiación en el que el cuerpo de la persona reacciona a la hipersensibilidad mediante la aparición de una fuerte ansiedad junto con una alergia en el cuerpo.