Home inspector

¿Es usted propietario de una vivienda o local que quiere alquilar, y tiene miedo de que el inquilino cuando se marche le haya destrozado el inmueble?

Nuestros inspectores cualificados realizan una inspección visual de la vivienda que va ser alquilada o comprada, analizando el estado de la misma desde el punto de vista de los acabados, las instalaciones de agua, electricidad, gas, así como los posibles vicios ocultos que pudieran afectar a la estructura y seguridad del inmueble, con el objeto de realizar un informe técnico donde quede reflejado el estado actual de la vivienda. Firmamos nuestros informes siempre como peritos judiciales, arquitectos e ingenieros. Consulta totalmente personalizada y gratuita.

Realizamos un Informe Pericial certificando el estado del inmueble antes de que comience el alquiler y a su finalización, y así tendrá documentado los daños que le haya ocasionado el inquilino y podrá reclamarle judicialmente para que pueda reparar su vivienda sin coste alguno para usted.

¿Es usted inquilino de un inmueble, y tiene miedo de que cuando se marche, el propietario le reclame daños que supuestamente ha ocasionado al inmueble, y en realidad no los ha ocasionado?

Realizamos un Informe Pericial certificando el estado del inmueble antes de que comience el alquiler y a su finalización, y así tendrá documentado el estado del mismo para que el propietario no le pueda reclamar daños que no ha ocasionado, y defenderse judicialmente ante una posible reclamación.

¿Va a comprar un inmueble y quiere saber el estado del mismo para que se quede tranquilo ante posibles defectos constructivos o vicios ocultos que pudiera tener?

Con nuestro Informe Pericial realizado por Arquitectos e Ingenieros, analizamos el inmueble constructivamente para que se quede tranquilo y conozca los posibles defectos que pueda tener el mismo.

La figura del Home Inspector.

El Home Inspector es una figura firmemente implantada en países anglosajones (principalmente Estados Unidos, Canadá y Reino Unido) desde mediados de los años 70.

En la actualidad, se estima que el 77% de las compraventas de viviendas en Estados Unidos y Canadá, se realizan con una inspección previa por un Home Inspector.

Se trata de un profesional con conocimientos técnicos en arquitectura y otros campos relacionados con la construcción, que presta servicio de consultoría e inspección de inmuebles, principalmente a la hora de vender o alquilar una vivienda, facilitando las decisiones tanto a compradores/vendedores, como a arrendadores/arrendatarios.

El Home Inspector realiza una revisión completa del estado de la vivienda, haciendo en hincapié en puntos como las instalaciones de fontanería y electricidad y elementos estructurales, pero también en el estado de elementos constructivos y mobiliario, en el caso de ser necesario.

Tras la revisión, emite un informe detallado de todos los aspectos que pueden ser decisivos a la hora de adquirir una vivienda, ahorrando al comprador desagradables sorpresas en el futuro.

Partes de un informe de inspección de vivienda.

Comprobación de propiedad, cargas y gravámenes.

Puede darse el caso de que una vez elegida la vivienda tras meses de búsqueda, la compraventa no se pueda llevar a cabo por diferentes motivos.

La propiedad el inmueble puede recaer en varias personas, alguna de las cuales se niegue a la venta de éste.

Las cargas que puede tener un inmueble, como embargos, usufructo o servidumbres también pueden frustrar la adquisición si no se ha realizado un estudio previo de todas estas circunstancias.

Estudio de la finca y estado general del edificio.

Adquirir una vivienda en una finca que presente problemas estructurales o de cualquier otro tipo, puede hacer que, tras la compra, se deba realizar un importante desembolso como parte de la Comunidad de Propietarios en forma de derrama.

Estudio de la vivienda.

  • Instalación de fontanería.
  • Instalación eléctrica.
  • Instalaciones de gas, calefacción y aire acondicionado.
  • Estudio de elementos constructivos: solado, alicatado, carpintería de madera y aluminio.
  • Humedades por condensación o capilaridad.
  • Comprobación de obras en contra de normativa municipal (muros de carga, calefacción central…) o normativa comunitaria (cerramientos de terrazas, aire acondicionado, antenas…).
  • Vicios ocultos.
  • Gas Radón (relacionado con graves enfermedades oncológicas).
  • Eficiencia energética opcional (Certificación obligatoria desde el año 2013).
  • Estado del mobiliario y electrodomésticos, así como valoración del Contenido de la vivienda (en caso de alquiler).

Conclusiones y calificación del estado general de la vivienda.

Es la parte del informe donde se califica el estado del inmueble atendiendo a los puntos anteriores y se hacen las recomendaciones al cliente sobre si adquirir o no la vivienda, o sobre las cantidades a negociar con el comprador, según los costes de reparación de los problemas detectados.

¿Qué puede hacer un Home Inspector por usted en los siguientes casos?

Si usted es COMPRADOR.

En la decisión más importante de la vida de una persona, como es la adquisición de una vivienda, la labor del Home Inspector es esencial a la hora de elegir un inmueble que presente las condiciones óptimas.

No detectar fallos estructurales, instalaciones deficientes o cualquier otro problema, puede desembocar en un desembolso de miles de euros tras la adquisición del inmueble.

En caso de ser detectados dichos fallos, se puede ayudar al comprador a desestimar la compra o a negociar el precio con el vendedor, aportando un informe técnico donde se detallan todos los problemas del inmueble.

Si usted es VENDEDOR.

En un mercado inmobiliario de gran competencia, podemos destacar sobre el resto de vendedores de la zona presentando al futuro comprador un informe técnico donde conste el estado de la vivienda, y con ello, aportarle una seguridad extra que los competidores no pueden certificar.

No detectar fallos estructurales, instalaciones deficientes o cualquier otro problema, puede desembocar en un desembolso de miles de euros tras la adquisición del inmueble.

En caso de ser detectados dichos fallos, se puede ayudar al comprador a desestimar la compra o a negociar el precio con el vendedor, aportando un informe técnico donde se detallan todos los problemas del inmueble.

Si usted es ARRENDADOR.

El Home Inspector realizará un informe exhaustivo de todos los elementos de la vivienda y de su mobiliario, además de una valoración de este. En el momento que el inquilino abandone la vivienda, será la persona encargada de verificar los posibles daños que presenten todos los elementos, comparándolo con el informe e inventario inicial.

En caso de discordancia sobre el origen o el valor de los daños, el informe pericial podrá ser presentado en los juzgados competentes y garantiza el éxito de la reclamación, ya que está emitido por un perito judicial. Somos expertos en este tipo de ratificación de informes en el juzgado.

Además, tras el informe inicial, el arrendador tendrá un completo asesoramiento en caso de Siniestro con discordancias con la Compañía Aseguradora, ocupándonos, si fuera necesario, de su defensa ante cualquier reclamación contra la Compañía.

No detectar fallos estructurales, instalaciones deficientes o cualquier otro problema, puede desembocar en un desembolso de miles de euros tras la adquisición del inmueble.

En caso de ser detectados dichos fallos, se puede ayudar al comprador a desestimar la compra o a negociar el precio con el vendedor, aportando un informe técnico donde se detallan todos los problemas del inmueble.

Si usted es INQUILINO

Conocer el estado de la vivienda antes de firmar un alquiler, con importantes gastos, como fianza, mudanza, acondicionamiento…es de vital importancia.

La aparición de humedades, continuos siniestros por mal estado de fontanería o electricidad, averías de electrodomésticos…pueden hacer que nos arrepintamos de la elección de lo que creíamos que era el hogar ideal.

En caso de reclamaciones a la hora de abandonar la vivienda, el Home Inspector realizará un estudio pormenorizado de los daños reclamados, distinguiendo entre deterioro por uso habitual, o mal estado previo de los bienes, hechos por los que el Arrendador no puede efectuar reclamación según la Ley de Arrendamientos Urbanos.

En caso de daños por negligencia, la valoración de éstos las realiza un perito judicial, evitando abusos por parte del Arrendador, incluso podemos defenderle con nuestro informes ratificando su contenido en el juzgado, somos expertos en ello.

Además, en caso de disputa con la Compañía Aseguradora por causa de Siniestros, aportamos asesoramiento y defensa si fuera necesario.

La valoración del Contenido, servirá al inquilino para la contracción de capitales en su seguro de hogar, evitando futuros casos de infraseguro en caso de siniestro.

Nuestros Peritos Judiciales y Detectives pertenecen a los Colegios Oficiales y Asociaciones Profesionales más importantes:

Teléfono: 602 019 052
Email: contacto@gabinetepericialgpi.com

Licencias DGP: 1.903 (asociado apdpe nº 352) - 3.537 - 4.119
Colegiado COAM: 13.522
Asociado ASPEJURE: 1.114
Colegiado COITIM: 15.887
Colegiado COEM: 28007702
Colegiados ICAM: 81330 y 40792.

WhatsApp chat