El concepto de lucro cesante se corresponde con las ganancias que el contratante deja de percibir, por el daño causado por parte el incumplidor del contrato. En determinados casos, también se ve involucrada la víctima del daño. Es decir, toda ganancia que el perjudicado no ha recibido y que le corresponde por la consecuencia de tal hecho.

Características del lucro cesante

  • Es una ganancia frustrada, pues es una ganancia que se ha dejado de percibir en el afectado.
  • Genera cierta inseguridad, ya que, al dejarse de obtener, se pierde información provocando así que sea más difícil de probar.
  • Necesidad de reponer al dañado en la situación al cual se encontraba antes de producirse el daño.

El lucro cesante determinará la cuantía que el acreedor deja de ganar por el incumplimiento de la reclamación. Esta cantidad dependerá de sus beneficios, por lo que habitualmente se emplea una valoración del descuento de flujos para poder determinar el cálculo de lucro cesante.

La indemnización por lucro cesante, se verá determinada por los daños y perjuicios que envuelven al acreedor víctima de la pérdida de la ganancia que ha dejado de obtener.

Para determinar la existencia de situación de lucro cesante se estudiará que la situación de la víctima se corresponda con los siguientes casos:

  • Que exista la situación de lucro cesante y que pueda ser probado.
  • Que presente nexo de unión entre el daño causado y las ganancias a percibir.
  • Que tal situación permite determinar la cuantía económica

El especialista en este ámbito, se responsabiliza de analizar lo que la víctima ha dejado de ganar. De este tipo de situaciones se encarga un perito profesional capaz de determinar la cuantía del lucro cesante que deberá tener en cuenta las dificultades probatorias. De forma que se harán evaluaciones de carácter prospectivo y sobre las situaciones económicas ya realizadas.

Cómo calcular el lucro cesante

Como bien se ha mencionado anteriormente, el lucro cesante será la cuantía que se deja de ganar por el incumplimiento causando así la correspondiente reclamación.

La metodología que se suele seguir para poder calcular el lucro cesante se corresponde con los siguientes pasos:

  • Construcción de hipótesis: es la parte más delicada y sensible de la valoración. Las hipótesis deben estar establecidas y consolidadas por parte de un experto para que puedan defenderse posteriormente ante un tribunal.
  • Proyección de estados financieros: Una vez que se han determinado las hipótesis, se procede a determinar los estados financieros de la empresa con visión de futuro. Si la duración de contrato tiene fecha, se deben determinar los estados financieros hasta la fecha correspondiente. Si la duración no estuviese previamente definida, lo habitual es definir una proyección de los estados financieros de 5 años.
  • Flujo de libre caja: Una vez determinada la proyección de los estados financieros, se calcula el flujo de libre caja. Este flujo de libre caja se calcula realizando la siguiente operación: Explotación (EBIT) + Amortizaciones – Impuesto de Sociedades +/- Necesidades operativas de fondos – Inversión en activos fijos.
  • Tasa de descuento: la tasa de descuento ayudará a obtener el valor de los flujos. Esta tasa se corresponde con el CMPC y básicamente está compuesto por el coste de financiación propia (Ke) y el coste de deuda (Kd).
  • Valor actual de los flujos de caja: son los obtenidos entre los flujos de caja y la caja de descuento. El valor determinado que se corresponderá con el valor actual, será la reclamación por lucro cesante.

Diferencias entre lucro cesante y daño emergente

Suele existir confusión entre ambo términos, por lo que es recomendable conocer la diferencias que existen entre el lucro cesante y el daño emergente. Una vez que conocemos el lucro cesante, se puede definir en mejor medida el daño emergente.

El daño emergente se corresponde con la pérdida de un patrimonio. Está fundamentado por el coste de reparación o el valor de reposición del bien o derecho lesionado como consecuencia del hecho que ha causado el daño.

Para que sea más comprensible por todo el público, el daño emergente se corresponde con una perdida real, mientras que el lucro cesante es una posible perdida. Ambos pueden producirse en el presente y en el futuro.

Por ejemplo, la reparación de un vehículo o los gastos de hospital serían daños emergentes, es decir, perdidas reales y que han ocurrido. Que la víctima estuviese trabajando durante su tiempo de recuperación o trabajar sin remuneración como las tareas domésticas serían de lucro cesante.

lucro cesante

 

Cálculo de lucro cesante

No existe un modo único para calcular el lucro cesante, se pueden aplicar diferentes criterios y modalidades:

  • Cálculo por puntos: método en el que se emplea una serie de baremos que contienen unas mediciones para determinar el daño causado. Este tipo de cálculo tiene en cuenta los criterios que se aplican al caso individual y a la categoría del daño.
  • Cálculo lineal: se realiza empleando linealmente los ingresos previos al daño causado por la cantidad del tiempo que se ha dejado de percibir.
  • Cálculo del capital rentable: es la suma de dinero que tiene un interés afín a las utilidades que no son percibidas por la parte afectada.
  • Cálculo del capital amortizable: es muy similar al anterior, y se calcula la cantidad mensual que dejó el afectado de percibir y se establece en el mercado financiero para poder generar las utilidades que repondrá el lucro cesante.
  • Cálculo combinado: es aquel que combina varios de los cálculos descritos

 

Informes periciales médicos en Madrid

Gabinete Pericial GPI brinda sus servicios periciales médicos en Madrid. Disponemos de peritaje médico con gran experiencia y con gran éxito en la elaboración de informes.

No realizamos un peritaje si consideramos que su caso no va a tener éxito.

Actualmente Madrid, como capital de España, cuenta con más de 540.000 empresas y a las que bridamos nuestros servicios de peritación.

Nos encargamos de hacer un cálculo estimado de la indemnización que le corresponde en caso de sufrir una incapacidad laboral.

Nuestros peritos médicos expertos se encargarán de la redacción del informe con la finalidad de presentar las demandas del cliente.

 

Informes periciales médicos en Barcelona

Gabinete Pericial GPI dispone de un importante equipo de peritos a su disposición, para valorar su incapacidad en Barcelona y a nivel nacional.

Nuestro equipo se encargará de ayudarle de forma objetiva con la emisión de informe pericial para defender sus derechos en la correspondiente sede administrativa o judicial.

Nuestro perito médico que se encuentre más próximo a usted en Barcelona le contactará a la mayor brevedad, profesionalidad y rapidez.

 

El precio de un informe médico

¿Cuánto cuesta un informe médico pericial? Es la pregunta les suscita a muchos clientes interesados en un asesoramiento por un perito experto.

Lo cierto es que no hay una cantidad fija, puesto que esta variará en función de lo que demande el cliente:

  • El estudio junto con una valoración de la incapacidad le corresponde un precio entre los 140€ hasta 180€ más IVA.
  • La elaboración y redacción de un informe médico puede conllevar un coste entre 350€ a 500€ más IVA.
  • Un informe que sea ratificado para juicio tiene comprenderá un precio desde 250€ hasta 400€ más IVA.

Destacar que el coste del informe no será devuelto ni se podrá modificar después de haber examinado el caso y tampoco en el caso de que la situación de no se pruebe.