El parto ocurre miles de veces al día, en todo el mundo. El nacimiento es algo habitual, pero puede comportar complicaciones, ya sean por causas naturales o por una negligencia durante el parto.

En el hospital, el trabajo de parto y el parto son controlados ​​y vigilados por médicos, comadronas, enfermeras y otros profesionales. Cada uno de ellos tiene una función que ejercer para asegurar que el bebé nazca de la mejor forma y la comodidad de la madre esté protegida en todo momento. Lamentablemente, a pesar de las inmensas precauciones que se llevan a cabo, se pueden producir equivocaciones en la función de parto, llegando a causar graves lesiones en la madre o su bebé.

En Gabinete Pericial GPI, nuestros peritos ginecólogos apoyan a las familias que hacen frente el trauma de la negligencia en el parto y recibir una indemnización por su dolor. Nuestros peritos judiciales trabajan junto a profesionales médicos para averiguar el percance, decretar quien tiene la culpa de su perjuicio y si el daño fue un error evitable.

Si fuera una negligencia médica, obligaremos a los responsables hacerse cargo de sus perdidas.

Fallos que originan lesiones en el parto

Los fallos médicos que pueden acontecer durante el trabajo de parto, abarcan tanto actuaciones negligentes como no hacer nada para evitar una lesión. Gabinete Pericial GPI le señala algunos de los errores en el trabajo de parto y en la sala de partos:

Fallos que implican:

  • Fármacos.
  • Utilización de instrumentos con forma de tenaza para extraer al niño en dificultades de parto, conocido como fórceps.
  • Epidural.

Quebrantamiento de:

  • Hacer una cesárea adecuada.
  • Incitar al trabajo
  • Vigilar y registrar el sufrimiento fetal
  • Identificar desproporción céfalo-pélvica (CPD)
  • Resguardar al bebé de las infecciones de la madre.
Negligencia Parto

Negligencia Parto

Prueba de negligencia médica en lesiones de nacimiento

Porque el doctor o la enfermera cometieron un fallo, no indica que haya ocurrido una negligencia médica. Hay diversas condiciones que deben cumplirse antes de que un fallo médico pueda estimarse como negligencia:

La obligación de la prueba la tiene usted como parte lesionada, para demostrar que:

  • Existía un vínculo médico-paciente.
  • El doctor fue negligente y no obedeció con el estándar de atención aceptado.
  • La negligencia del médico fue el origen de la lesión.
  • Los daños fueron ocasionados por la lesión.

Por ello, tener una desagradable experiencia durante el parto o estar descontento con la manera en que un doctor o enfermero llevo a cabo sus responsabilidades no establecen negligencia médica.

Perjuicios que pueden aparecer de una demanda por negligencia

Cada suceso de lesiones de nacimiento es distinto y las perdidas que experimenta cada persona cambian según las situaciones.

Algunos ejemplos son:

  • Desembolsos.
  • Salarios perdidos por la asistencia de su hijo lesionado.
  • Minusvalía del niño.
  • Desolación y padecimiento.
  • Ansiedad emocional de los padres.

 

Si tiene dudas si su caso puede ser negligencia, puede planificar una consulta con uno de nuestros peritos de Gabinete Pericial GPI, quien contestará a sus dudas sobre su caso.

PUNTÚANOS post