Una negligencia médica se puede producir debido a cualquier tipo de lesión, o cuando se agrave una enfermedad, incluso puede darse el caso de que llegue a causar la muerte de quien la sufre.

¿Qué es una negligencia médica?

Principalmente una negligencia médica se produce cuando un centro sanitario o un profesional del sector, no sigue los estándares o protocolos médicos exigidos, produciendo de esta manera daños físicos y/o morales en el cliente.

Una negligencia médica suele venir derivada de cuando hay una mala praxis que hace que se produzca un error en el tratamiento o diagnóstico.

También se considera negligencia médica, cuando el profesional no informa como es debido al paciente sobre el daño o tratamiento a seguir en su lesión o enfermedad.

¿Cómo reclamar/denunciar negligencias médicas en Madrid o Barcelona?

Si la negligencia médica ha sido producida por profesionales de la sanidad pública, lo que se considera correspondiente realizar, es iniciar un proceso de reclamación ante un tribunal o ante la administración de la comunidad autónoma correspondiente.

Una vez, que ha sido tramitado, se procederá a su inspección médica para poder examinar el asunto y ver si de verdad se ha producido una negligencia y la posible lesión e incluso discapacidad causada.

Para poder determinar la situación de negligencia médica, será necesario que intervengan las personas involucradas, para poder tener en cuenta todas las posibles alegaciones y argumentos que sean de ayuda, tanto por parte de sanitarios como de pacientes para la consecuente emisión del informe.

Todo el procedimiento concluirá con un informe que sería enviado en plazo de seis meses y que será el documento que determinará la existencia de negligencia y de ser así, la correspondiente indemnización.

En el caso de un incumplimiento del plazo establecido, se podrá solicitar una revisión y que tomen parte los tribunales de lo Contencioso Administrativo.

Procedimientos a seguir tras una negligencia médica

En el supuesto de encontrarse ante una situación de negligencia médica, el siguiente paso es saber qué hacer para poder proceder a realizar la reclamación:

  1. En primer lugar, sería consecuente recoger y recopilar toda la información y documentación médica:
  • El “Consentimiento informado” y “Hoja quirúrgica” será el documento que esté firmado por el paciente para así corroborar su consentimiento de haber sido víctima de una negligencia por parte del experto.
  • Historial médico del paciente: permitirá recopilar todos los datos sobre protocolos, fechas, pruebas realizadas, altas y bajas del paciente, etc.
  1. En el caso de haya una víctima mortal, se debe solicitar una autopsia ante el juzgado. Pues será una prueba que pueda evidenciar y servir en gran mediad para la reclamación.
  1. El siguiente paso será contactar con un perito médico experto en negligencias médicas. El profesional se encargará de hacer un estudio exhaustivo que le ayudará a:
  • Determinar quién es la persona responsable de la negligencia.
  • Analizar todas las vías posibles de acuerdo a la documentación obtenida.
  • Obtener la instancia judicial ante la que demandar.
  • Desarrollar un informe pericial correspondiente con la negligencia a documentar.
  1. Presentación de la correspondiente denuncia

 Finalmente, se deberá tener en cuenta el plazo de prescripción definido para presentar la denuncia de la negligencia médica dentro de las fechas correspondientes, sin haber sobrepasado el plazo.

Plazo para denunciar ante la seguridad social por negligencia médica

Como bien se ha mencionado anteriormente, la víctima de la mala praxis desarrollada por parte del profesional, habilita un año en el que poder presentar la reclamación o denuncia de la misma.

El año comprende desde que ocurre la correspondiente negligencia médica o  fallecimiento del paciente. Aunque puede ocurrir el caso, de que la lesión o el problema ocasionado se agrave en mayor medida. Ante este tipo de situaciones el plazo del año se correspondería a partir de la desde que se localiza ese daño o enfermedad.

Resulta difícil poder definir el momento en el que se presencia la mala praxis por parte del profesional, por lo que es recomendable es tomar parte del asunto cuanto antes, y contactar con el especialista. De esta manera se evitará que la negligencia se agrave y alcance niveles mayores.

Si la correspondiente negligencia médica ha repercutido en la vida del afectado o en su salud, es conveniente pedir una segunda opinión médica que tenga conocimientos del campo y de la situación.

Tipos de negligencias médicas

Existen multitud de negligencias médicas que pueden surgir durante el tratamiento de un profesional con un paciente, sin embargo, los problemas más comunes en el campo de la sanidad suelen ser los siguientes:

  • Negligencias médicas por infracción concreta e individualizada de un médico.
  • Negligencias médicas por acción: por ejemplo suministrar un medicamento equivocado.
  • Negligencias médicas producidas por deficiencias en la coordinación sanitaria.

Otro tipo de negligencias médicas globales que pueden producirse son las siguientes:

  • Injertos capilares
  • Medicina Reproductiva
  • Defensa del paciente
  • Depilación láser
  • Errores ocasionados por el médico
  • Trasplantes de órganos
  • Contagio de Hepatitis
  • Cómo saber si hay Negligencia médica
  • Cómo denunciar a un Hospital
  • Cirugía torácica
  • Fallecido por negligencia médica
  • Disconformidad con alta médica.

péritos en negligencias médicas

Reclamación de negligencia médica contra la Seguridad Social por la vía Civil

Una de las vías por la también se puede proceder a realizar una reclamación, es la de tribunal civil. Aunque parezca la vía más radical, es la acción más directa para el perjudicado en este caso el paciente.

Ante este tipo de actuaciones, la correspondiente negligencia médica se interpone contra la compañía aseguradora del hospital o centro sanitario donde se ha producido la mala praxis. Pues al tratarse de una persona jurídica privada, deberá ser demandada ante el orden civil.

La vía civil se encarga de estudiar y examinar con detenimiento los daños causados y los derechos a los que puede acceder el paciente perjudicado.

La vía civil es una de las alternativas más ventajosas que  ofrece a los usuarios que han sufrido algún error o mala praxis por parte del personal sanitario. Pues es un procedimiento ágil y rápido en el que los jueces están más involucrados y tienen mayores conocimientos en lo que respecta a su responsabilidad civil.