¿Puede un perito judicial dar falso testimonio en un juicio?

Son muchas las situaciones por las que una persona puede verse obligada a recurrir a los servicios de un perito judicial que realice un análisis y/o investigación de su caso y elabore una serie de conclusiones que prueben las acusaciones, pero ¿qué ocurre si un perito judicial da falso testimonio?

Prestar falso testimonio o faltar a la verdad en sus declaraciones durante un procedimiento judicial puede tener graves consecuencias para un perito, pues su testimonio es una de las principales pruebas que condicionan la toma de decisiones de un juez y/o jurado.

Como puede faltar a la verdad un perito

Decir la verdad es un deber moral. No obstante, esto no quiere decir que en ocasiones no ocurra. Hay dos formas por las que un perito puede faltar a la verdad objetiva en un juicio.

La primera de ellas se produce por acción o falso testimonio propio, cuando el perito hace afirmaciones que son inciertas durante el desarrollo del procedimiento a sabiendas de que está mintiendo en lo que se le pregunta. Dicho en otras palabras, si existe una conducta maliciosa por parte del perito.

La segunda se produce por omisión o falso testimonio impropio, cuando sin faltar técnicamente a la verdad, se altera con reticencias, inexactitudes o guardando silencio en datos relevantes que el perito conoce.

En este caso, las declaraciones o el informe del perito deben parecer veraces y creíbles para engañar al juez y/o al jurado.

Como ya se ha mencionado, un falso testimonio puede inducir a error al juez o tribunal ante el que es presentado, provocando una resolución injusta. Por este motivo, el falso testimonio está tipificado como delito en la Ley Penal.

¿Puede mentir un perito?

Regulación legal sobre el falso testimonio de un perito

Los delitos relacionados con el falso testimonio, ya sea de un perito, testigo o intérprete, quedan regulados como “Delitos contra la Administración de Justicia” en el Código Penal, concretamente en el Título XX Capítulo VI.

El falto testimonio o la falta de la verdad es considerado como un atentado contra el correcto funcionamiento de la Administración de Justicia, pues afecta al correcto funcionamiento de la fase probatoria al provocar que las resoluciones resulten injustas si están basadas en pruebas faltas.

Una falsa pericia o un falso dictamen de un perito se considera un delito especial, configurado como una modalidad agravada del delito tipo básico de falso testimonio.

Esto se debe a que el perito está quebrantando su juramento de ser objetivo y decir la verdad, pues lo realmente importante es el correcto funcionamiento de la Administración Jurídica y no el interés de las partes.

Consecuencias para un perito de faltar a la verdad

Prestar falso testimonio o faltar a la verdad, como ya se ha mencionado, es un delito contemplado en el Código Penal contra la Administración Jurídica que está penado.

Para determinar la pena, es necesario acudir a lo dispuesto en el artículo 458 del Código Penal el cual dispone:

El perito que falte a la verdad en su testimonio en una causa judicial o juicio civil, será castigado con una pena entre 6 y 2 años, así como una multa de 3 a 6 meses.
Si el falso testimonio del perito es emitido en contra de un reo en una causa criminal por delito juicio penal, la pena por falso testimonio es de 1 a 3 años de prisión y una multa de 6 a 12 meses. En el caso de que el falso testimonio haya sido motivo de condena del preso, la condena impuesta será de grado superior.

Cabe destacar que si un perito realiza un falso testimonio o falta a la verdad en su dictamen maliciosamente, el perito será castigado con una pena de inhabilitación especial para su profesión u oficio de 6 a 12 años.

Cuando el perito falta a la verdad por omisión o falso testimonio impropio, introduciendo inexactitudes o silenciando hechos relevantes, puede ser inhabilitado profesionalmente y multado de 6 a 12 meses.

El falso testimonio

Los peritos judiciales deben obrar de forma correcta y conforme al derecho. Por lo que en el caso de tener que ratificar sus informes en un juicio deberán ser imparciales y libres de argumentar todo lo que crean necesario.

Si se actúa de otra forma podemos entender que el perito judicial no esta siendo imparcial y por lo tanto no se le concederá apenas veracidad o confianza sobre sus argumentos.

Todos aquellos que declaren en un juicio y como no los peritos no deben faltar a la verdad de ninguna forma, no pueden dar falso testimonio, ni actuar con mala fe.

Y es que un falso testimonio es definitivamente una actividad delictiva, que se produce cuando algún sujeto frente a una autoridad judicial, ya sea un juez o los tribunales, falta a la verdad en sus palabras. En España este delito está regulado por el Código Penal y su comisión puede incluso dar lugar a penas de prisión y multas.

5/5 - (2 votos)
Ir a Arriba