Presentar una reclamación Bótox es sencillo si cuenta con los mejores profesionales.

A raíz de las imágenes que vemos en la televisión y en las películas donde los actores parecen que nunca envejecen y se ven perfectos muchas veces gracias a las inyecciones de Bótox, a las personas les cuesta creer que este tratamiento conlleve algunos peligros. Pero como en todos los tratamientos, pueden ocurrir negligencias en la aplicación del Bótox.

El Bótox, aunque es una sustancia tóxica, se utiliza con fines medicinales en pequeñas dosis para tratar los espasmos musculares. Pero desde que se halló su efecto cosmético en 1989, las mujeres y los hombres se lo inyectan en el rostro para conseguir una apariencia joven.

Esta sustancia pasó las evaluaciones y los ensayos de la FDA en 2002 y se introdujo como una forma de minimizar las líneas de expresión que aparecen entre las cejas a medida que las personas se hacen mayores.

Multitud de pacientes tienen confianza en el tratamiento de Bótox, volviéndose dependientes a sus resultados y realizando estos tratamientos cada pocos meses.  De hecho, según un estudio de la Sociedad Española de Medicina Estética, cuatro de cada diez españoles se realizan algún retoque estético a partir de los 25 años, alcanzando el 40% de la población que busca eliminar marcas o arrugas.

Si padece una lesión a causa de una negligencia, nuestro Gabinete Pericial GPI, experto en realizar informes de lesiones personales, pueden intervenir y presentar una reclamación Bótox para obtener una compensación.

El Bótox es cada vez más común entre hombres y mujeres que quieren mejorar su apariencia, existiendo clínicas de la calle que ofrecen hacer el tratamiento a un precio dudablemente barato.
Aunque muchos de los procedimientos de Bótox se realizan correctamente, hay veces que las cosas pueden salir mal y así es.

Muchos médicos administran Bótox inyectables que carecen de experiencia, por lo que si tiene algún daño o efecto secundario no normal, debe comunicarlo a nuestro Gabinete Pericial GPI donde contamos con expertos peritos médicos los cuales realizaran un informe claro para presentar ante los tribunales.

Expertos en reclamaciones Bótox

El suministro de sustancias por medio de inyección facial, como Bótox y otros rellenos dérmicos, es un procedimiento de hábito y no quirúrgico para frenar los signos del envejecimiento.
El procedimiento se puede emplear para lidiar con la sudoración, una encía notoria y algunas otras inquietudes estéticas. Pero llevar a cabo un tratamiento de esta forma necesita de una habilidad y una experiencia excelente por parte del profesional médico.

Si el médico encargado de realizar este procedimiento ejerce con negligencia, o su tratamiento y cuidado posterior cae por debajo del estándar que podría esperar, esto puede tener resultados desastrosos.

En Gabinete Pericial GPI ayudamos a aquellas personas que padecen estos síntomas después de un tratamiento de Bótox:

  • Inflamación.
  • Deformación.
  • Daño en el nervio
  • Adormecimiento o pérdida del movimiento facial
  • Alergia
  • Dolor en los ojos o pérdida de la vista.
Negligencia Bótox

Negligencia Botox

Negligencias por aplicación de Botox, un fenómeno viral

Una negligencia de Bótox es algo realmente frecuente en las noticias de nuestro día a día. Tanto, que no hace falta irse muy atrás para encontrar algunas relacionadas. Sólo durante los últimos meses se hicieron virales dos influencers por negligencia de Bótox: Whitney Buha con una caída de su párpado y Montana Morris, que acabó sin sonrisa por una negligencia en la aplicación del Bótox.

Son dos ejemplos de centenares de noticias que existen de una mala aplicación de Bótox, que se vuelven ampliamente difundidas cuando el afectado es un famoso ¡Pero no hace falta que usted sea un «influencer» para presentar una reclamación!

Si padece estos síntomas a causa de ​​negligencia cosmética tras someterse a procedimiento de Bótox, póngase en contacto con Gabinete Pericial GPI. Realizaremos un estudio y análisis excelente para ayudarlo a presentar un reclamo y cuál es la mejor forma de actuar. Tras realizar el informe pericial los peritos aportarán la información necesaria al proceso respecto a los hechos, establecerán si hubo o no negligencia médica y se determinarán los daños producidos al sujeto.

Falta de información de riesgos por parte del médico

Si aún dudas de poder realizar una reclamación por Bótox, te recomendamos que sigas leyendo. Aunque su médico realizo todo bien durante el tratamiento, pero le aviso de los riesgos del Bótox o los rellenos, es seguro que pueda solicitar una compensación. A esto se conoce como falta de autorización informada.

En Gabinete Pericial GPI nuestros especialistas en negligencia clínica comienzan a trabajar, recopilar información y redactar el informe para usted de inmediato. Tenemos una larga experiencia en el sector y lucharemos para conseguirle la máxima compensación que se le debe. Trabajamos con eficacia, avanzamos con su caso y teniéndolo informado en cada momento y etapa.

PUNTÚANOS post