Cuando un trabajador observa que tras realizar el oportuno tratamiento su capacidad laboral sigue disminuida o anulada por completo, puede solicitar y recibir prestaciones derivadas de una incapacidad laboral permanente. Esto ayuda a las personas afectadas a desempeñar y desarrollarse en su día a día. Pero a su vez atrae a no pocos fraudes que quieren aprovecharse de estas ayudas.

Por ello las mutuas, aseguradoras y las diferentes empresas acuden a los detectives privados profesionales que puedan ayudarles a averiguar si están siendo engañados o no.

Existen muchos tipos de incapacidad, incapacidad parcial, cuando el trabajador se encuentra con una discapacidad de igual o más del 33%, sin afectar esto a la realización de tareas fundamentales; incapacidad total, si se ve incapaz d e realizar estas tareas o incapacidad absoluta, en el caso de que no pueda realizar ningún tipo de trabajo u oficio.

Pese a los propios controles médicos de la Seguridad social, los trabajadores dado el caso también podrían quedar obligados a realizar un reconocimiento con los propios médicos de la empresa.

A parte de el anterior mecanismo utilizado, también se pueden utilizar otros como por ejemplo el contratar los servicios de un detective privado, que este capacitado y cuente con experiencia en la realización de su trabajo. Estos podrán ocuparse de investigar y controlar los movimientos y actividades que desempeña el trabajador en su día a día, tomar testimonio a personas de su entorno u obtener pistas a través de las misas redes sociales y averiguar si es o no un fraude.

Call Now Button
WhatsApp chat