Peritos médicos

¿Qué son los peritos médicos judiciales?

Los peritos médicos judiciales son expertos, tal como su nombre indica en el ámbito de la medicina y tienen por tanto la función de aportar información u opiniones fundadas sobre un determinado caso, ante un juez o tribunal. Su labor debe realizarse con absoluta perfección y conocimiento, así como con respeto al paciente.

¿Qué hacen los peritos médicos judiciales?

Los peritos médicos judiciales elaboran informes a petición de la autoridad correspondiente. Se tratará en todo caso de un informe no vinculante, que el juez podrá evaluar para resolver el caso.

Para poder ejercer como perito médico, se deberá tener la experiencia necesaria como médico especialista, ya sea en medicina legal o laboral, además de estar inscrito en un listado especial de Justicia. Quien acepta el cargo de perito medico, acepta por lo tanto ser auxiliar de Justicia y por lo tanto, dado el caso, acatar las instrucciones que solicite el juez en su caso.

Por este motivo podemos afirmar que los peritos médicos asesoran a los jueces, para que estos puedan tomar decisiones, con la información obtenida y resolver. Será claramente de suma importancia, la imparcialidad y neutralidad científica, por parte del perito.

Características de un perito médico y la Pericial

Tanto para que el testimonio del perito, como de su peritación médica sean válidos y útiles para el juez deberá cumplir algunos requisitos como los que ya adelantábamos.

  • Objetividad, en caso de aportar opiniones subjetivas, estas deberan estar basadas en pruebas y argumentos objetivos.
  • Orden, brevedad y precisión, ademas de claridad y sencillez, para que todos, incluso el publico no especializado, puedan entenderlo, con lenguaje claro y estructurado.
  • Estilo impersonal, (en tercera persona) y contundencia (deben ser convincentes para el juez).

Pasos a seguir de un peritaje médico

Antes que nada, en el informe pericial médico se deberá identificar el Juzgado correspondiente, el nombre del Juez y del Secretario, así como de los autos. Hecho esto, el perito pasará a explicar la pericia ante el juez, en tercera persona y haciendo alusión a las fechas en las que se realizaron las pruebas, estando esto ya recogido en el propio informe, donde así mismo se plasmarán una valoración de las lesiones y daños permanentes del cliente. Por ejemplo, en el caso de que se este demandando una incapacidad, el informe pericial deberá facilitar al juez conocer el nivel de incapacidad, las actividades que no podrá realizar o si es necesario dictar una incapacidad permanente.

Igualmente en el informe también deberá constar toda la información del cliente o periciado, los datos necesarios para su identificación (DNI, domicilio, nacimiento, etc), los datos de antecedentes y lo que este declara que sucedió, así como la causa por la cual se está denunciando.

El examen clínico realizado por el perito, será necesario para explicar que vio y encontró en el momento, en relación con lo que se está demandando o reclamando. El perito deberá poner en manos del juez todos los informes realizados, y en caso de que estos sean insuficientes, el juez podrá solicitar nuevos. Así el juez podrá evaluar la causa junto con las pruebas aportadas, por el perito o el gabinete pericial, en su caso, y podrá así dictar una resolución justa.

WhatsApp chat