¿Necesita una peritación judicial de un Médico que le garantice el ÉXITO de su reclamación? Somos su solución.

¿Necesita una peritación judicial de un Médico que le garantice el ÉXITO de su reclamación? Somos su solución.

En GPI contamos con más de 20 años de experiencia defendiendo con éxito los intereses de todos nuestros clientes en el ámbito de las peritaciones judiciales.

602 019 052


Rellene el siguiente formulario
y le llamamos GRATUITAMENTE




He leído la política de privacidad y cookies


He leído la política de privacidad y cookies

En GPI contamos con más de 20 años de experiencia defendiendo con éxito los intereses de todos nuestros clientes en el ambito de las peritaciones judiciales.

Peritos médicos

¿Qué son los peritos médicos judiciales?

Los peritos médicos judiciales son expertos, tal como su nombre indica, en el ámbito de la medicina, y tienen por tanto la función de aportar información u opiniones fundadas sobre sus máximas de experiencia y conocimientos adquiridos durante largos años de estudio sobre temas médicos en general y/o relativos a un determinado caso, ante un juez o tribunal. Su labor debe realizarse con absoluta perfección y conocimiento, así como con respeto al paciente.

A través de un informe pericial, analizan los cuidados médicos recibidos o el estado de salud de una persona, para valorar los posibles daños, incluso debidos a impericia, imprudencia, negligencia, dolo, o error, que puedan haberse producido en el ámbito médico, o, en su caso, posibilitar la defensa del personal sanitario ante reclamaciones injustas.

Para ello investigan, unas veces, y otras, analizan los hechos previamente investigados por otros, las conductas que se les dan como realidades a examinar, y las relaciones de causalidad entre hecho y consecuencias, desde un punto de vista médico, para que luego se pueda determinar desde el punto de vista jurídico si se cumplen las leyes y la normativa vigentes.

Nuestros peritos médicos pueden actuar en cualquier proceso, ya sea, civil, incluso familiar, penal, laboral, administrativo, aportando, primero, a sus clientes y a sus abogados sus conocimientos, mediante los correspondientes informes, y después, si es necesario, en cada uno de los distintos procesos, al juez o tribunal sobre los hechos que en ellos se trate de enjuiciar.

¿Qué hacen los peritos judiciales médicos?

Los peritos judiciales médicos elaboran informes a petición de sus clientes, y, en su caso, de la autoridad correspondiente. Se tratará en todo caso de un informe no vinculante, que el juez o tribunal podrá evaluar para resolver el caso.

Para poder ejercer como perito médico se deberá tener el Título oficial correspondiente, así como la experiencia necesaria, en su caso, como médico especialista en cualquiera de las distintas ramas de la Medicina, además de estar inscrito en un listado especial de Justicia, a los efectos de poder ser designado por el Juzgado o Tribunal en los casos previstos por el legislador.

Aunque quien acepta el cargo de perito médico, hoy no lo acepta como auxiliar de Justicia, pues en la Ley se descarta esta naturaleza, sin embargo, su actuación ha de responder plenamente a los principios generales que deben regir la actividad probatoria, adquiriendo sentido su libre valoración, por lo que debe ser un leal colaborador de jueces y tribunales, y por lo tanto, dado el caso, acatar las instrucciones que éstos le den en su caso.

Por este motivo podemos afirmar que los peritos médicos proporcionan sus conocimientos y experiencias estudiadas o vividas en Medicina a los jueces, para que éstos puedan tomar decisiones, con la información obtenida, y resolver. Será pues de suma importancia la imparcialidad y neutralidad científica del perito.

Características de un perito médico y la Pericial

A todos los peritos se exige juramento o promesa de actuación objetiva e imparcial, y respecto de todos ellos se contienen en la Ley disposiciones conducentes a someter sus dictámenes a explicación, aclaración y complemento, con plena contradicción.

Es decir, por un lado, se establece que, cuando sean necesarios conocimientos científicos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto, o para adquirir certeza sobre ellos, las partes podrán aportar al proceso el dictamen de peritos, que posean los conocimientos correspondientes, o solicitar, en los casos previstos en la ley, que se emita dictamen por perito designado por el juzgado o tribunal.

Por otro lado, al emitir el dictamen, todo perito deberá manifestar, bajo juramento o promesa de decir verdad, que ha actuado y, en su caso, actuará con la mayor objetividad posible, tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes, y que conoce las sanciones penales en las que podría incurrir si incumpliere su deber como perito.

Es decir, todo perito, y en concreto el perito en Medicina deberá hacerlo con:

  • Objetividad: en caso de aportar opiniones subjetivas, éstas deberán estar basadas en pruebas y argumentos objetivos.

  • Orden, brevedad y precisión, ademas de claridad y sencillez, para que todos, incluso el público no especializado, puedan entenderlo, con lenguaje claro y estructurado.

  • Estilo impersonal contundencia (deben ser convincentes para el juez).

Las Funciones de los Peritos Médicos

Los peritos médicos pueden ser de utilidad tanto en vía judicial como en vía extrajudicial, en la mediación y en el arbitraje.

Es cierto que su función principal puede ser la de realizar un peritaje medico en los términos dichos ante jueces o tribunales, pero también lo es que pueden desempeñar muchas más funciones, como por ejemplo:

  • asesorar al cliente o incluso al abogado;
  • participar en arbitrajes o mediaciones, a través de los que se puede llegar a solucionar el caso sin necesidad de llegar a la vía judicial;
  • realizar peritaciones y contra-peritaciones médicas;
  • analizar pruebas y defender su peritaje ante el juzgado o tribunal, en caso de ser necesario.

En cualquier caso los peritos no entrarán en la labor de ayudar a la recuperación del sujeto.

Pasos a seguir en un peritaje médico

Si el informe se realiza sin que exista proceso iniciado, para que pueda cumplir su función, deberá contener:

  • Datos personales y titulación del perito médico informante;
  • El objeto del informe;
  • La identidad del solicitante (DNI, domicilio, nacimiento, etc.);
  • Relación de los hechos proporcionados, y/o, en su caso, por él investigados, ordenados de forma cronológica;
  • Fuentes en las que se basa el informe (examen personal, otros informes o pruebas médicas realizadas por el perito médico o por otros peritos o técnicos);
  • Antecedentes del paciente (enfermedades o problemas de salud que tuviera con anterioridad);
  • Diagnóstico, en el que se deberá diferenciar, por ejemplo, las lesiones sufridas de las secuelas, y, en su caso, alcance de éstas, su gravedad y tipo de incapacidad generada;
  • Nexo de causalidad, es decir, la relación entre lo sucedido y las lesiones, y entre éstas y las secuelas;
  • Valoración de los daños;
  • Conclusiones del informe y consejos de actuación;
  • Firma del perito;
  • Fecha del informe.

En función de cada caso, podrá adaptarse el contenido del informe pericial médico al caso concreto, con el fin de que se pueda hacer constar, tanto las máximas de experiencia o conocimientos relativos al caso concreto, como las consecuencias de su aplicación.

En los informes periciales médicos a presentar para su toma en consideración en un proceso concreto, se deberá identificar el Juzgado o Tribunal correspondiente, así como ese proceso.

Si el perito es designado por el tribunal, éste emitirá por escrito su dictamen, que hará llegar por medios electrónicos al tribunal en el plazo que se le haya señalado.

Este dictamen podrá emitirse, previo examen de la persona sobre la que se ha de emitir el informe, o simplemente sobre los hechos que se le proporcionen, como resultado de otros medios de prueba.

En el caso de que el perito médico examine personalmente a la persona, podemos estar ante la figura del perito-testigo, emitiendo, por un lado, el correspondiente testimonio sobre lo que percibe con sus sentidos en la persona examinada, y, por otro, el consiguiente informe pericial, consecuencia de aplicar sus conocimientos al resultado de su examen personal.

De dicho dictamen se dará traslado por el Letrado de la Administración de Justicia a las partes, por si consideran necesario que el perito concurra al juicio o a la vista, a los efectos de que aporte las aclaraciones o explicaciones que sean oportunas.

El juzgado o tribunal podrá acordar, en todo caso mediante providencia, que considera necesaria la presencia del perito en el juicio o la vista para comprender y valorar mejor el dictamen realizado.

Los peritos tendrán en el juicio o en la vista la intervención solicitada por las partes, que el tribunal admita, y que podrá consistir en:

1º Exposición completa del dictamen, cuando esa exposición requiera la realización de otras operaciones complementarias del escrito aportado, mediante el empleo de los documentos, materiales y otros elementos, contemplados en la ley.

2º Explicación del dictamen o de alguno o algunos de sus puntos, cuyo significado no se considerase suficientemente expresivo a los efectos de la prueba.

3º Respuestas a preguntas y objeciones, sobre método, premisas, conclusiones y otros aspectos del dictamen.

4º Respuestas a solicitudes de ampliación del dictamen a otros puntos conexos, por si pudiera llevarse a cabo en el mismo acto, y a efectos, en cualquier caso, de conocer la opinión del perito sobre la posibilidad y utilidad de la ampliación, así como del plazo necesario para llevarla a cabo.

5º Crítica del dictamen de que se trate por el perito de la parte contraria.

El juez o tribunal podrá también formular preguntas a los peritos, y requerir de ellos explicaciones sobre lo que sea objeto del dictamen aportado, pero sin poder acordar, de oficio, que se amplíe, salvo que se trate de peritos designados por el juzgado o tribunal, conforme a lo dispuesto en la ley.

Si necesita un perito médico, es suficiente con una llamada gratuita o con un email a contacto@gabinetepericialgpi.com.

El informe pericial Médico

A través del informe pericial los peritos médicos pueden aportar información al proceso respecto a los hechos, determinará si hubo o no negligencia medica y se delimitarán los daños producidos al sujeto.

Para su elaboración los peritos solicitaran un examen completo del caso, estudiarán la reclamación y los antecedentes, revisarán informes médicos, así como peritajes que puedan existir previamente, realizarán las pruebas que necesiten y finalmente realizarán el dictamen pericial; lo presentarán más tarde, y si es conveniente, intervendrán en el arbitraje o mediación, o lo defenderán en el proceso judicial, de ser necesario.

En cualquier caso la pericial médica deberá desarrollarse bajo 4 principios:

Imparcialidad: los peritos deberán analizar los hechos y sacar conclusiones sin implicarse por afecto o por causas económicas a alguna de las partes.

Honestidad y Veracidad: deben de decir la verdad y ser objetivos, basando sus argumentos en métodos, técnicas y estudios validos.

Confidencialidad: los resultados serán privados en todo momento, salvo a la hora de defenderlos ante el juez o tribunal.

¿Cómo ser Perito Médico?

Igual que en el resto de casos, se puede ser perito médico de parte o médico designado por juez o tribunal. En cualquiera de ambos casos será necesario poseer el título de médico. Respecto al resto del requisitos, los peritos designados judicialmente, deberán estar en la lista de peritos del juzgado o tribunal y no estar inhabilitados o tener abierto ningún expediente; por otro lado, en el caso de los peritos de parte, éstos deberán demostrar su especialidad y conocimientos, además de tener experiencia, lo que podrá garantizar una mejor defensa y realización del informe pericial que sea necesario.

Al existir tantos ámbitos de la medicina, también se requerirá, que el perito disponga de la especialidad oportuna. Por ejemplo si hablamos de enfermedades mentales, además de un perito médico, este deberá estar especializado en Psiquiatría, y conocer todo lo relativo al ámbito judicial.

Contacto

Estamos a su disposición para solventar cualquier duda.
Rellene este sencillo formulario para contactar con nosotros.
Estamos a su disposición para encontrar la mejor solución de una manera profesional y eficaz.

Últimas Noticias de nuestro Blog