¿Necesita una peritación judicial de un Psicólogo que le garantice el ÉXITO de su reclamación? Somos su solución.

¿Necesita una peritación judicial de un Psicólogo que le garantice el ÉXITO de su reclamación? Somos su solución.

En GPI contamos con más de 20 años de experiencia defendiendo con éxito los intereses de todos nuestros clientes en el ámbito de las peritaciones judiciales.

602 019 052


Rellene el siguiente formulario
y le llamamos GRATUITAMENTE




He leído la política de privacidad y cookies


He leído la política de privacidad y cookies

En GPI contamos con más de 20 años de experiencia defendiendo con éxito los intereses de todos nuestros clientes en el ambito de las peritaciones judiciales.

perito psicologo

Peritos Psicólogos

Los Peritos Psicólogos Judiciales tienen como función evaluar el estado mental de una determinada persona, implicada o no de alguna forma en un proceso judicial. Evaluación que deberá ir acompañada de los informes periciales psicológicos oportunos.

¿Qué es un Perito Psicólogo?

El Perito Psicólogo es un profesional titulado en Psicología, capaz, debido al conocimiento de las máximas de experiencia estudiadas o/y vividas, de determinar el estado y salud mental de una persona, y conocer o razonar los motivos por los que ésta ha reaccionado o actuado de cierta forma, para así ayudar al juez o tribunal a dictar sentencia.

Los peritos psicólogos estudian a los sujetos y sus comportamientos, en el ámbito judicial y fuera de él, pudiendo incluir el estudio de la personalidad y de la inconsciencia. Por lo tanto, podrán diagnosticar el estado en que se encuentra una persona, y si es objeto de encargo, buscar las causas de un supuesto o posible daño psicológico, y, en su caso, sus secuelas.

Los papeles de un Perito Psicólogo

Dentro del proceso judicial estos peritos podrán actuar como «terapeutas», en cuanto persona con habilidades especiales obtenidas a través de la formación y de la experiencia, en una o más áreas de la asistencia sanitaria, y que en su labor, ofrece apoyo, diagnosticando a cada paciente según su estado mental; y como perito informará primero al abogado, y después al juez o tribunal de las máximas de experiencia existentes para que aquél pueda formular la correspondiente demanda u oposición y defensa, y éstos dicten la oportuna sentencia.

En cualquier caso, cabe tener en cuenta que no se puede ser perito y terapeuta de una misma persona a pues esto restaría fiabilidad al testimonio. Por lo que en ningún caso su actuación puede orientarse a ayudar al sujeto a recuperarse.

Respecto a sus funciones, un perito psicólogo puede estudiar y entender el comportamiento (o la conducta de las personas, según el punto de vista de otras terminologías), incluso, puede buscar las causas de una situación, delimitar el daño producido, así como sus consecuencias y secuelas.

Existen diversas especialidades: psicólogo clínico, psicólogo conductual o conductista o del comportamiento, psicólogo industrial o del trabajo o psicólogo laboral, psicólogo social, psicólogo educativo, neurocientífico, psicólogo forense, psicólogo comunitario, entre otras

Y en cuanto a sus principios, un perito psicólogo deberá tener en cuenta varios: actuar con responsabilidad, ser justo, independiente, veraz, respetar los derechos de los clientes y hacer el bien.

psicologia

Informes Periciales Psicológicos

Los informes periciales psicológicos son dictámenes documentados con validez judicial, que se emiten tras entrevistas personales y cuestionarios respondidos, y que podrán ayudar al juez a emitir una sentencia justa.

Estos sirven para aportar información sobre la personalidad y comportamiento de una persona, ya que en ellos se estudian los posibles problemas de salud mental que ésta pueda tener.

Distinguirá también qué parte de la situación se debe a la personalidad previa del sujeto, y qué parte a la causa o daño, si es que éste hubiera existido, en cuyo caso deberá determinarlo de forma cuantitativa y objetiva. En el caso de que las secuelas sean permanentes, en la pericial se puede establecer la posible incapacidad.

El informe pericial psicológico podrá servir para resolver casos de todo tipo, malos tratos, custodia de los hijos, violencia de género, etc.

¿Para qué sirven los Peritos Psicológicos y el Peritaje Psicológico?

Los Peritos Psicológicos pueden ofrecer sus servicios, por un lado, a las diferentes partes de un proceso judicial, así como a sus abogados, a los efectos de determinar el estado en el que se encuentra la salud mental de una persona, evaluar si tiene secuelas psicológicas de algún suceso traumático, dictaminar si es apta, por ejemplo, para la guardia y custodia de otras personas, incluso de discapacitados, así como valorar si es responsable penalmente en función de un posible trastorno mental; y por otro, proporcionan al juez sus máximas de experiencia y conocimientos para facilitarle la tarea de decidir y resolver justamente.

En cualquier caso, el perito intentará aportar al proceso una valoración objetiva, imparcial, veraz y responsable. A partir de sus conocimientos y técnicas psicológicas adquiridas, reunirá la información necesaria, proporcionará perfiles psicológicos, realizará evaluaciones psicológicas.

¿Qué servicios ofrecen los Peritos Psicológicos?

Estos peritos psicológicos judiciales pueden detectar simulaciones, evaluar la credibilidad en un testimonio de abuso sexual o evaluar la personalidad del sujeto, valorar el estado de una persona en relación a su capacidad o incapacidad de obrar, entre muchas otras funciones, como es:

  • el estudio de las capacidades cognitivas y volitivas
  • la aplicación de pruebas psicológicas y forenses a determinadas personas
  • el estudio de la capacidad de guarda y custodia
  • el estudio de una determinada persona en orden al régimen de visitas
  • la existencia o no de causa de incapacitación laboral
  • el estudio de las personas involucradas en acoso escolar, maltrato a menores, violencia de género, etc.
  • informes periciales psicológicos
  • etc.

En Gabinete Pericial GPI contamos con los mejores expertos en peritaje psicológico que le ofrecerán asesoramiento personalizado y los mejores servicios.

Es suficiente con una llamada gratuita, o con un email a contacto@gabinetepericialgpi.com.

Diferencias entre un Perito Psiquiatra y un Perito Psicólogo

La psiquiatría y la psicología clínica son dos disciplinas de la salud mental, que son confundidas con frecuencia, y aunque es un tema en permanente discusión, en muchos de los casos el paciente necesita una actuación conjunta.

La diferencia principal entre un Psiquiatra y un Psicólogo clínico es su diferente formación. Un psiquiatra ha de estudiar medicina, y se especializa en enfermedades mentales. Un psicólogo clínico estudia la carrera de Psicología, y luego realiza una especialidad en salud mental.

En esencia su formación es muy diferente, ya que la carrera en la que estudian sus respectivas máximas de experiencia, y adquieren sus respectivos conocimientos, es distinta (medicina frente a psicología) lo que hace que los contenidos de su trabajo sean diferentes, aunque coincidan en determinados puntos.

En pocas palabras puede decirse que el perito psiquiatra es el médico que se ha especializado en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades mentales, y aunque estos tratamientos psiquiátricos pueden ser de dos tipos: biológicos y no biológicos, lo cierto es que el perito psiquiatra actúa fundamentalmente desde su aspecto fisiológico, ya sea prescribiendo psicofármacos u otro tipo de intervención médica, que sea necesaria, a fin de equilibrar la bioquímica del cerebro, y reparar o compensar la fisiología que esté deteriorada, incluso con terapias médicas más invasivas, como el electroshock y/o la cirugía, teniendo siempre en cuenta las variables que hay que tener en cuenta para el completo restablecimiento del paciente.

El psicólogo no es médico, sino quien analiza el comportamiento, la mente, la subjetividad, los procesos mentales, para tratar los padecimientos que se dan en alguna de esas esferas, e, incluso actúa en la prevención de esos trastornos mediante la psicología social comunitaria, psicología preventiva, entre otras aplicaciones prácticas. Tiene como herramienta sólo la psicoterapia para tratar a sus pacientes.

Tiene como función principal evaluar y tratar los problemas y los desórdenes mentales, desde el punto de vista de la rehabilitación psicológica, interviniendo de forma externa para modificar ciertos funcionamientos cerebrales disfuncionales

Hay diversos tipos de psicólogos, destacando los psicólogos experimentales, los que aplican directamente los hallazgos científicos y las teorías psicológicas a los problemas y necesidades del día a día en el mundo de los negocios, del gobierno, de la educación, de los deportes, etc., y los psicólogos clínicos. Que son los que estudian, diagnostican y tratan a personas con problemas psicológicos.

El psicólogo clínico proporciona intervenciones psicológicas/conductuales para aquellos que experimentan desórdenes psicológicos, entre los que se incluyen la ansiedad, depresión, furia, adicciones, estrés post-traumático, hiperactividad y déficit de atención, problemas familiares

El psicólogo ayuda a su paciente a través de apoyo emocional a buscar formas alternativas saludables de pensar y vivir, a establecer hábitos positivos, a mejorar y disfrutar de sus relaciones.

El perito psicólogo estudia y analiza las emociones, las conductas y los pensamientos en un plano tan amplio que abarca prácticamente todas las áreas de la vida del paciente; realiza análisis sobre el autoconocimiento, intentando incrementar el autocontrol emocional y cognitivo, así como la autoestima del paciente; le entrena para que identifique pensamientos erróneos y los pueda corregir; enseña tanto a corregir y rehabilitar el funcionamiento disfuncional del cerebro, como a identificar y controlar conductas, pensamientos y emociones desajustados, que actúan como factores desencadenantes o como factores de mantenimiento del problema psicológico presentado, instruyéndole en técnicas y ejercicios que permitan la rehabilitación de conductas, pensamientos o emociones disfuncionales y la modificación de todas aquellas variables psicológicas que puedan influir en mantener la enfermedad mental; analiza el entorno social y emocional del paciente, intentado eliminar todas aquellas variables ambientales que puedan favorecer o mantener la patología presentada, mostrando al paciente nuevas habilidades en el ámbito social o personal, etc.

Al no ser médico, el psicólogo no puede sustituir a aquél en sus funciones, y entre otras muchas cosas, no puede recetar medicamentos o fármacos.

Sin embargo frecuentemente pueden colaborar y elaborar informes conjuntos para ayudar en el proceso.

A pesar de su diferente formación, y precisamente por ello, debido a la complejidad del funcionamiento del cerebro y a la cantidad de causas que interrelacionan en el origen y mantenimiento de los problemas psicológicos (biológicos, psicológicos y sociales), en la mayoría de los casos, el psiquiatra y el psicólogo clínico deben trabajar conjuntamente para ofrecer un tratamiento completo e integral del problema psicológico presentado.

Contacto

Estamos a su disposición para solventar cualquier duda.
Rellene este sencillo formulario para contactar con nosotros.
Estamos a su disposición para encontrar la mejor solución de una manera profesional y eficaz.

Últimas Noticias de nuestro Blog